Encarcelan a agricultor que fue detenido con arma de fuego

Mariano Cornelio Santillán (37) fue recluido en el penal de Potracancha por disposición del juez Elmer Contreras Campos, del Juzgado de Investigación Preparatoria de Huánuco, acusado del delito contra la seguridad pública en la modalidad de tenencia ilegal de armas de fuego en agravio del Estado.
El fiscal a cargo de la investigación manifestó que Mariano Cornelio fue detenido cuando caminaba en actitud sospechosa en Margos. Al registrarlo, le hallaron en la cintura una pistola marca Baikal con una cacerina abastecida con 12 municiones y en el bolsillo de la casaca, que llevaba puesta, le encontraron dos bolsas con otras 28 municiones.
La intervención ocurrió durante un operativo luego que dos desconocidos hirieran de bala en el rostro a un escolar para robarle su celular cuando retornaba a su domicilio luego de participar de la fiesta por el aniversario del distrito de Margos. Los hechos ocurrieron en la madrugada del sábado, 10 de setiembre.
Ante la Fiscalía, el imputado guardó silencio; sin embargo, ayer durante la audiencia, manifestó que el arma de fuego pertenecía a su hermano asesinado y la cogió de su casa, por ignorancia y temor a ser asesinado al igual que su hermano.
“El arma era de mi hermano finado. Lo agarré pensando que a mí también podrían balearme. No sabía que es un delito tenerlo. Nunca tuve problemas de este tipo. Tengo una esposa e hijos, que mantener”, dijo al magistrado.
El juez, tras escuchar sus alegatos, encontró indicios razonables por los cargos que se le imputa y ordenó nueve meses de prisión preventiva y su internamiento en el penal de Potracancha.
Los investigadores creen que el agricultor planeaba cobrar venganza por la muerte de su hermano Inocente Francisco Cornelio Santillán (38) y su medio hermano Nicomedes Nieto Santillán (23), quienes fueron acribillados en agosto y julio de este año en Las Moras.