Empresa EMAPA San Luis declara en emergencia planta de sedimentación por riesgo de colapso

San Luis afirma invertirá un millón de soles en nueva planta de tratamiento para aumentar horas de servicio de agua

La empresa EMAPA San Luis, ubicada en el Cerro San Cristóbal, ha declarado en estado de emergencia su planta de sedimentación debido al alto riesgo de colapso que presenta. Según Rocendo Esteban Bonifacio, director de la empresa, la construcción ha cumplido su tiempo útil de vida y presenta fisuras que podrían causar graves daños a la población de la parte baja de Llicua, San Cristóbal, Alto Huallaga, así como al Gobierno Regional y al colegio Marcos Duran Martel.

Planta obsoleta

De acuerdo con Luis Lavado Mallqui, gerente de EMAPA San Luis, la planta tiene una construcción de más de 30 años y ha superado su vida útil. «Cualquier obra de infraestructura no tiene más de 25 años, entonces esto ya está más allá de los 30 y hay la necesidad de renovar», afirmó Lavado Mallqui.

La empresa busca acelerar la construcción de una nueva planta de tratamiento, pero se ha visto obstaculizada por una denuncia penal interpuesta por la Municipalidad de Amarilis por la modificación del ambiente. «Hemos hecho una plataforma para hacer la construcción. Eso significa modificación de ambiente para la municipalidad. Considerando que nosotros no hemos tocado una sola planta», explicó el gerente.

Lavado Mallqui también señaló que la Municipalidad de Amarilis ha mostrado interés en que la empresa se integre a SEDA Huánuco, algo que ha sido una constante durante los 30 años de existencia de EMAPA San Luis.

En cuanto a la calidad del agua, el gerente afirmó que estudios realizados por empresas internacionales y el INACAL han certificado que el agua es apta para consumo humano, a pesar de cuestionamientos por parte de la Dirección Regional de Salud (DIRESA).

Fuente de agua

Lavado Mallqui también mencionó que la empresa se abastece de agua de la Laguna Verde Cocha, ubicada a 46 kilómetros de distancia en la provincia de Pachitea, distrito de Molinos, así como de otras captaciones como Jatun Pozo y Cacaraco. Sin embargo, estas fuentes están disminuyendo su caudal debido al intenso verano, el cambio climático y la deforestación en las partes altas.

Dato:

Lavado Mallqui afirmó que la nueva planta de tratamiento, que contará con una inversión de un millón de soles, busca mejorar la calidad y cantidad de agua para abastecer a una población de aproximadamente 40 mil personas. Sin embargo, la denuncia de la Municipalidad de Amarilis ha paralizado los trabajos, perjudicando a la población que necesita agua limpia y en cantidad suficiente.