El sector agrario amenaza con paralización

La situación política, social y económica del país se hace cada vez más profunda y delicada. No solo es la inflación y falta de reactivación económica, a ello se suma la crisis política que está hundiendo al país, la crisis del sector salud y la inseguridad ciudadana. 

Por otro lado, cada semana se desata un conflicto social de todo tipo y en todo el Perú. Ahora se presenta la amenaza de la hambruna a nivel mundial. En resumen, se está creando un caldo de cultivo que podría provocar escenarios muy graves de violencia en todo el Perú. 

Asimismo, la incapacidad del gobierno para manejar las diferentes crisis terminará acrecentando los posibles conflictos sociales que se avecinan. 

A casi 10 meses de gestión de Pedro Castillo, este sigue supuestamente “intentando aprender” tomando las mismas malas decisiones. 

Gran ejemplo de ello es el ministro de Agricultura, que no tiene experiencia alguna en el sector, y que dicho sea de paso, es el segundo sector de mayor importancia en el país y al que no se le está prestando la importancia debida. Lo cual podría provocar mayores conflictos.

Un ejemplo de ello es la amenaza de los dirigentes agricultores de convocar un paro nacional y regional. Lucio Candelario, en su condición de representante de los campesinos de la región, ha señalado que si para fin de mes no llega ningún tipo de ayuda, estarán retomando el paro agrario de los agricultores de la región.

Curiosamente, en la Sesión Descentralizada del Consejo de Ministros en Huánuco, el premier hizo alusión a que la ayuda iba a llegar a los agricultores. 

No obstante, parece que fue solamente una forma de tranquilizar al pueblo, una forma más de anestesiar a los agricultores para no reclamar, para seguir viviendo esta situación de miseria.

Debido al incumplimiento de las promesas y falta de soluciones a su problemática, ellos están planificando realizar un paro contundente contra el gobierno.

Es muy preocupante la posición del gobierno, debido a que el premier ha rechazado también que la posible amenaza de hambruna vaya a afectar nuestro país. Haciéndonos ver como elegidos de Dios y que nada nos lastimaría como pueblo. Esta posición de arrogancia o cinismo, nos podría costar muy caro. 

Se tiene que tener en cuenta que más del 97% de la agricultura en nuestro país es familiar, y si estas familias no tienen la capacidad de sembrar por la falta de insumos agrícolas, se verán seriamente afectados y por ello también la seguridad alimentaria de nuestro país.

 

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Bloqueador de anuncios detectado!!!

Hemos detectado que está utilizando extensiones para bloquear anuncios. Por favor, ayúdenos deshabilitando este bloqueador de anuncios.