El incremento de pasajes de transporte urbano

Realmente es un abuso no sólo para los transportistas sino también para todas las familias peruanas, el costo de la gasolina y el gas. El día de ayer nuestro departamento y como otros departamentos del país, vivieron de un paro de transportistas.

La paralización fue anunciada por los dirigentes, debido a que las autoridades del Ejecutivo no los consideraron, solamente tomaron en cuenta a un grupo de Lima del sector de carga pesada. Ante este desplante, los representantes de las provincias convocaron al paro para hacerse escuchar y hacer valer sus derechos.

No es la primera vez que los ministerios consideran que Lima es el Perú, y que los 23 millones de provincianos, no interesan. Ante el desplante del ministerio de transportes, los transportistas han convocado un paro temporal supuestamente pacífico.

De acuerdo a algunos dirigentes, la convocatoria del paro tuvo una acogida del 80% de transportistas, vale recalcar que algunos transportistas que no participaron del paro y que prefirieron trabajar, recibieron ciertas represalias. Tal es el caso de algunos trimóviles que fueron atacados por vándalos, e incluso fueron volcados. También se evidenció que motos lineales, vehículos particulares y ómnibus interprovinciales, fueron afectados con el desinflado de llantas y objetos punzocortantes por turbas de manifestantes.

Entendemos el malestar, a nadie le sobra la plata en estos momentos, todos estamos trabajando duro por sobrevivir esta crisis, pero no se trata de hacer daño o de irse contra el sustento de las familias simplemente porque uno no apoye las medidas de protesta.

Los sueldos no han incrementado, muchas empresas sufren para pagar a sus trabajadores, si bien es cierto hay un grupo empresarial que cada vez se hace millonario, la brecha se hace cada vez más extensa, y la clase media continúa en extinción.

Hay que entender que la inestabilidad política nos está pasando factura a todos, mientras continúen las malas decisiones en el Ejecutivo y el Legislativo, el pueblo seguirá pagando los platos rotos.

Para variar, la incapacidad y corrupción de nuestras autoridades hacen que se incrementen ciertos gastos. Un ejemplo de ello es que se consume mucho más combustible o gas desplazándose por rutas alternas cuando se tiene un puente culminado hace meses, que no se puede utilizar porque no les da la gana de poner en funcionamiento.

A la autoridad regional, no solo no basta con que se haya tomado más de dos años la culminación de un puente de 70 m lineales, ni tampoco que haya sido descaradamente sobrevalorado, sino que también no les dé la gana de abrirlo. Esperemos que al menos esté bien construido y que no termine desplomándose.

 

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Bloqueador de anuncios detectado!!!

Hemos detectado que está utilizando extensiones para bloquear anuncios. Por favor, ayúdenos deshabilitando este bloqueador de anuncios.