El abrazo de 33 millones de peruanos

Lo escribimos: las rachas están para romperse, y ¡Eso hizo Perú! Después de 24 años la Selección logró vencer a Venezuela en su casa, y lo hizo en el momento que más necesitaba los tres puntos. Con la victoria nos metemos en la pelea por clasificar al Mundial de Qatar 2022. Luego del triunfo, Gareca llamó a sus jugadores y representó a los 33 millones de peruanos que se abrazan a una ilusión: regresar a la justa más importante del mundo futbolístico.

Perú derrotó por 1-2 a Venezuela y entró de lleno en la lucha para estar en el mundial dejando a la “vinotinto” prácticamente desahuciada y al borde de la eliminación.

EL PARTIDO. Venezuela, mermada por las numerosas bajas, salió envalentonada y dominó los primeros compases del encuentro con el balón en los pies, pero sin ideas acerca de qué hacer con él.

Perú tapó muy bien los huecos mientras esperaba su ocasión al contraataque, aprovechando los espacios que dejaban los locales al replegarse.

Tras un primer susto, la “blanquirroja” consiguió enlazar un buen contraataque en el minuto 17 que llevó el balón a la esquina derecha del área grande, donde André Carrillo lanzó un centro al corazón del área pequeña.

Allí lo esperaba Gianluca Lapadula, que se coló entre los defensores venezolanos para anotar de cabeza tras ganar la espalda a unos rivales que poco pudieron hacer por frenarlo.

Poco estímulo supuso el tanto en contra para los locales. La “vinotinto”, con poco olfato, tuvo más ganas que fútbol y se fueron al descanso por debajo en el marcador.

Venezuela salió de los vestuarios con las ideas refrescadas y la clara intención de anotar el empate. Lo logró en el minuto 52, cuando el lateral Ronald Hernández, transformado en extremo, llegó por la banda derecha hasta el área rival. Desde allí botó un centro al corazón del área donde, con una patada más propia de karateka,  Darwin Machís anotó el gol del empate.

En el minuto 64, Hernández cambió su rostro de héroe por el de villano al cometer una falta en la frontal de su área. Christian Cueva fue el encargado de lanzar la falta con un soberbio zapatazo que chocó en la barrera lo suficiente para desviar el balón y ponerlo muy lejos de las manos del portero Wuilker Faríñez.

Apenas dos minutos después, en los minutos más intensos del partido, Venezuela se plantó de nuevo en los alrededores del área rival, donde Yordan Osorio lanzó un pase que desvió Miguel Trauco con la mano y el árbitro, Bruno Arleu, no dudó en pitar penalti. No obstante, el arquero Pedro Gallese adivinó la intención de Machís y evitó así el gol del empate vinotinto.

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Bloqueador de anuncios detectado!!!

Hemos detectado que está utilizando extensiones para bloquear anuncios. Por favor, ayúdenos deshabilitando este bloqueador de anuncios.