EDITORIAL. El bono de S/ 2800

La congresista Karina Beteta, lamentablemente representante de nuestro departamento, fue la primera legisladora que habló sobre la bonificación económica recibida por visitar sus departamentos donde fueron elegidos, o llamada tambíen “semana de  representación”. Como algunos congresistas ya lo han manifestado, esta bonificación es en la práctica, un aumento de sueldo. Muy suelto de huesos lo afirmaron el actual ministro de Vivienda, Carlos Bruce, quien conchudamente dijo, que “a mucha honra” no entregaba sus informes por que no le debía a nadie explicaciones. De manera similar, el congresista de Frente Amplio, Arana, dio a entender que los sueldos que ganan en el congreso son ínfimos. Y ni qué decir del comentario de la señora Mercedes Aráoz, que pide que se “sincere los sueldos” de los representantes en el Congreso, pues ganan lo mismo que hace 14 años y un congresista mal pagado es proclive a ser coimero.

Este congreso definitivamente no deja de sorprender y parecen empeñarse por mantener la desagradable y vergonzosa etiqueta el peor grupo legislativo en la historia de la República.

De lo que no tenemos dudas, es del deseo cuasi unánime de los padres de la patria de incrementarse el sueldo. Porque como todos sabemos, trabajan tan arduamente que no les alcanza lo que ganan.

Con respecto a los viajes de representación, poco se ha apreciado del trabajo de los congresistas huanuqueños. Por decir, tenemos un congresista llamado César Campos, de quien poco o ninguna gestión se conoce. Probablemente no tenga otra oportunidad como esta de hacer algo por su región, pero aún así, parece no interesarle.

Por su parte, la señora Beteta y el señor Tucto, nos visitan esporádicamente para hacerse ver en alguna ceremonia y en algún acto protocolar. Sin embargo, no se les ha escuchado y menos visto, preocuparse por los continuos desastres que han azotado a Huánuco, como en Carpish y en San Rafael.

Entendemos el interés de la señora Beteta por viajar a Europa y Estados Unidos a costa del presupuesto del Estado, pero lo que deseamos saber es qué gestiones ha realizado por esos lugares. ¿En qué se está beneficiando Huánuco de esos viajes?

La “semana de representación” actualmente sobrepasa los S/67 mil, según informaron ayer diversos medios de comunicación de la capital, además de pagar chofer, asesores, secretarias, seguridad; sin considerar cobros por integrar comisiones; mientras que el pueblo sigue recibiendo un salario básico de S/ 930, sufriendo estrecheces de la escasa economía del país, que por los problemas políticos nadie se arriesga a invertir por no haber seguridad jurídica.