Dos cadenas perpetuas y 12 años de prisión para violador de tres sobrinas menores

En una decisión judicial sin precedentes, el Juzgado Penal Colegiado de Leoncio Prado ha condenado a Celestino Príncipe Alejo a dos cadenas perpetuas más doce años de prisión por la violación de sus tres sobrinas menores de edad. Una de las víctimas quedó embarazada como resultado de los abusos sexuales.

Los hechos que llevaron a esta condena se remontan al 13 de abril de 2018, cuando una de las menores agraviadas, de tan solo 15 años, fue llevada al Centro de Salud Chinchil en el distrito de Huacrachuco para descartar un posible embarazo. El diagnóstico confirmó que la joven tenía 32 semanas de gestación. Al ser interrogada sobre la identidad del padre del bebé, la menor señaló a su tío Celestino Príncipe como el responsable.

Esta revelación desencadenó una serie de investigaciones que destaparon un patrón de abuso sexual continuado. Según los testimonios y pruebas presentadas en el juicio, las tres hermanas habían quedado al cuidado de su tío Celestino mientras su madre trabajaba en una chacra. Fue en este contexto que se llevaron a cabo los abusos sexuales, que incluyeron violación y tocamientos indebidos.

Durante una entrevista única realizada mediante el sistema de cámara Gesell, la menor embarazada confirmó que su tío Celestino era el padre del bebé y que los abusos habían ocurrido en su domicilio cuando ella tenía quince años. Otra de las hermanas también relató haber sido víctima de violación a la edad de diez años, mientras que la tercera hermana sufrió tocamientos indebidos.

Las tres menores agraviadas fueron trasladadas al Centro de Atención Residencial del Programa Integral para el Bienestar Familiar (INABIF) «Santa Teresita del Niño Jesús» en Tingo María, donde actualmente reciben apoyo y atención.

El tribunal, compuesto por los magistrados Nelly Fernández Jilaja, Marcos Barja Quispe y Gunner Garay Bacilio, encontró suficientes pruebas para condenar a Celestino Príncipe Alejo, quien ya cumple su pena en el Penal de Potracancha desde el 18 de febrero de 2023. Además de la condena de prisión, se le ordenó pagar una reparación civil de 30 mil soles a cada una de sus víctimas como compensación por el sufrimiento causado.

Esta sentencia envía un claro mensaje de que los abusadores sexuales enfrentarán las consecuencias de sus actos, sin importar el tiempo que haya pasado desde los abusos.