Director de la red de salud servicio eléctrico del Pakkarin ha sido desde siempre

Tras la renuncia de la coordinadora Centro de Salud Mental Comunitaria Pakkarin, el director de la red de salud de Huánuco Juan Carlos Barreto Méndez señaló que la salida de Margarita Ferrer se debió a una propuesta de cambio y no a una renuncia como lo hizo ver.  

“Ella no ha renunciado, su propuesta de cambio ha salido el día 10, es más, su resolución está saliendo a esa fecha, obviamente, en un tema de actos administrativos, pero ya estaba la propuesta de cambio antes de que ella saliera diciendo que había renunciado el 15 o 16”, sostuvo.  

Barreto Méndez aseguró que el verdadero motivo de su salida no fue por las condiciones en que se venía trabajando.  

“Su salida no se debe a las condiciones en que se venía trabajando no hay que confundir el interés personal con un interés colectivo si tus renuncias no sé hasta dónde sería ético y pertinente salir a mencionar lo que sucede al interior, haciendo creer que tu renuncia es por eso cuando ya sabes que existe una propuesta de cambio desde antes”, precisó.  

Asimismo, afirmó que los problemas de servicio eléctrico del centro de salud siempre ha sido un problema, pero que ya se ha solucionado desde hace dos o tres días.

“Estos problemas no son de ahora, ni de hace un mes, si uno ve los antecedes Pakkarin siempre ha tenido ese problema y nunca lo han atendido, ahora hace una semana ya lo hemos atendido y estamos trabajando sobre ello, de la noche a la mañana no le cae el servicio eléctrico, si ella dice que no le han hecho caso eso quiere decir que no le han hecho caso de toda una vida porque los problemas eléctricos no son de ahora”, indicó.  

Por otra parte, manifestó que se han realizado las fumigaciones necesarias y la aplicación de raticidas de manera conjunta con Salud Ambiental.

En cuanto a los problemas que presenta el centro hospitalario Aparicio Pomares destacó que han sostenido un encuentro con la Comisión Ordinaria de Desarrollo Social del Consejo Regional para abordar esta problemática.

“La situación del Centro de Salud Aparicio Pomares es un problema estructural desde hace muchos años en el 2012 o 2013 que se rehízo, no se hizo ni siquiera la recepción, se recibió por un tema operativo más no se hizo una recepción formal y no nos olvidemos que falta la liquidación, tanto física como financiera, y del cierre de la obra, entonces sobre ello no se ha podido trabajar mucho”.