Desaparecen expediente comprometedor en Gorehco

Sospechosamente, un expediente de pago de una valorización de la obra del colegio de Cashapampa desapareció de los archivos del Gobierno Regional. En esa obra se detectó el pago de valorizaciones falsas que están en proceso judicial que involucra a exfuncionarios de la gestión de Luis Picón.
El fiscal William Martínez Mucha, de la Tercera Fiscalía Penal Corporativa de Huánuco, en abril, requirió a la Gerencia de Infraestructura los documentos originales de la valorización n.° 7 de diciembre de 2011, así como la carta n.° 004-2012-CSAC del 2 de enero de 2012 del proyecto “Ampliación y mejoramiento de los servicios educativos de la institución educativa integrada n.° 32365 de la localidad de Cashapampa, Huamalíes”.
Los documentos solicitados eran para realizar una pericia grafotécnica en la investigación que realiza la fiscalía por falsificación de documentos en agravio del ingeniero Oscar Alejandro Díaz Cubas.
Sin embargo, en el acervo documentario del Gorehco no se hallaron los documentos requeridos por el fiscal. En los archivos de la oficina de Tesorería no se hallaron los documentos originales de la valorización n.° 07 ni tampoco el comprobante de pago n.° 15641.
El gerente de Infraestructura, César Martel, informó al fiscal que no encontraron los documentos y que realizaban los procedimientos administrativos contra los responsables de la desaparición, del acervo del Gorehco. En junio, el fiscal requirió a Martel que informe documentadamente qué acciones administrativas o legales realizó sobre la pérdida de los documentos.
Determinar la responsabilidad de quienes desaparecieron el expediente resulta complicado porque Picón no realizó la transferencia de gestión a Rubén Alva, cuya administración no verificó los archivos de Tesorería. En 2014, la Oficina de Tesorería estuvo a cargo del contador Napoleón Carlos Huamán, actual alcalde de Lauricocha, y la subgerencia de Obras a cargo del ingeniero Julio Copaja Rujel que no cumplieron con realizar la transferencia de gestión.
En el caso del colegio de Cashapampa, los exfuncionarios de Picón: José Delgado Fernández, Carlos Villegas Talledo y Jaime Alberto Valera Sánchez y el empresario Eladio Casas Santillán son investigados por el pago de S/300 mil con una valorización falsa a la empresa Casa Ingenieros.