Desaparece pistola de policía que falleció en accidente

El colmo. La pistola que portaba el brigadier de la policía Teófilo René Villano Quispe (49) al momento de sufrir el aparatoso accidente, fue hurtada por algún inescrupuloso que llegó al lugar alertado del despiste y volcadura del Station Wagon blanco de placa F4I-374.
Según sus familiares, Villano Quispe, el lunes a las 6:00 de la mañana salió de su casa ubicada en el jr. César Vallejo de Paucarbamba, Amarilis, con dirección a su centro de trabajo en la comisaría de Margos, donde estaba encargado de la jefatura.
Sin imaginar que sería su último viaje abordó el vehículo de transporte público que cubre la ruta Huánuco-Margos. Junto a él que estaba uniformado y portaba su arma personal, viajaban dos profesoras, una joven policía y el ingeniero Sebastián Cornejo Santiago (65).
Tras el despiste y volcadura, las pertenencias personales de los cinco pasajeros, entre ellos del comisario de Margos, desaparecieron.
Cuando los agentes del Escuadrón de Emergencia llegaron al lugar del accidente para rescatar los cuerpos no hallaron el carné de identidad policial del agente cuyo cuerpo estaba en posición decúbito dorsal. Tampoco tenía su arma personal y su celular.
El 22 de abril, Teófilo Villano Quispe cumplió un año de servicios en la comisaría. Al respecto un familiar, dijo que presentó dos solicitudes pidiendo su cambio, pero dichos documentos no fueron tomados en cuenta por los encargados de resolver el tema hasta que ocurrió el accidente.
Enterados de la tragedia, sus hermanos ayer llegaron desde Acobamba, Apurímac, de donde era natural el efectivo que durante 29 años sirvió a la Policía Nacional.
“Su papá que tiene 89 años no pudo venir para sepultar los restos de su hijo”, dijo un pariente al tiempo de informar que pese a la distancia Teófilo, estaba pendiente de su padre.
Indicó que hoy a las 3:00 de la tarde en el cementerio Jardines de La Esperanza serán sepultados los restos del agente al igual que del ingeniero Sebastián Cornejo Santiago.