Demencia: Los pensamientos negativos repetitivos la aumentan

El diálogo interno negativo, que nos hace pensar una y otra vez en cosas que nos preocupan, anticipar posibles acontecimientos adversos futuros, puede perjudicar significativamente nuestro bienestar emocional. Los pensamientos negativos repetitivos la aumentan Demencia.

e incluso impulsarnos a tomar decisiones equivocadas pero, además, un nuevo estudio ha encontrado que mantener patrones de pensamiento negativos de forma persistente puede incrementar el riesgo de desarrollar alzhéimer.

La University College de Londres (UCL), ha publicado en «Alzheimer & Dementia,», el impacto del pensamiento negativo repetitivo (PNR). La investigación se realizó en adultos mayores de 55 años,.

La publicación, indica que dicho PNR, se asocia al posterior deterioro cognitivo y también a la acumulación de proteínas cerebrales dañinas. Las relacionan con la enfermedad de Alzheimer.

Padecer ansiedad o depresión en la mediana edad y la vejez son factores de riesgo para desarrollar demencia. Según explica, la doctora Natalie Marchant, de UCL Psychiatry y principal autora del estudio.

La Dra. Natalie, explica, que han encontrado determinados patrones de pensamiento, involucrados en la depresión y la ansiedad, esto podrían explicar dichos trastornos tienen más probabilidades de acabar sufriendo demencia.

El posterior deterioro cognitivo, pero no con el depósito de amiloide o tau, lo que sugiere que el PNR podría ser el principal motivo, por lo que la depresión y ansiedad contribuyen al riesgo de alzhéimer.

Entrenamiento mental para reducir el riesgo de alzhéimer

Los autores del estudio indican que ahora es necesario investigar más sobre el PNR como un potencial factor de riesgo para la demencia. Así, como estudiar si la meditación o la atención plena podrían ayudar a reducir dicho riesgo.

Gael Chételat, del INSERM y la Université de Caen-Normandie, coautor del trabajo ha advertido que nuestros pensamiento:

«pueden tener un impacto biológico en nuestra salud física, que puede ser positivo o negativo. Las prácticas de entrenamiento mental, como la meditación pueden ayudar a promover esquemas mentales, asociados a lo positivo y a la vez a regular lo negativo». Demencia: Los pensamientos negativos repetitivos la aumentan.

Te puede interesar

Pacientes con Alzheimer podrían desarrollar COVID-19 grave