De siete balazos acribillan a joven cajera en la puerta de restobar en Jancao

  • Acompañante de la víctima y mototaxista resultaron heridos con bala 
  • Investigadores no descartan que crimen se trate de un ajuste de cuentas 

De siete certeros balazos fue asesinada Diana Mirabal Huamán (38). Mientras que Alberto Montes Ortiz (28) y Francisco Ortega Vega (37) resultaron heridos de bala.  El sangriento hecho  ocurrió ayer, en horas de la mañana, en el jirón Miraflores, en el poblado de Jancao, a espaldas del grifo Duran, en el distrito de Amarilis.

Según las investigaciones, Diana Miraval y Alberto Montes llegaban a la puerta del restobar “El Insomnio”, a bordo del trimóvil rojo, de placa de rodaje 7805-EW, conducido por Francisco Ortega, cuando de repente llegaron dos sujetos a bordo de un trimóvil azul y dispararon a matar a la joven.

Los proyectiles impactaron también a su acompañante Alberto Montes, quien terminó con dos proyectiles, uno en el tórax y otro en el brazo; asimismo, el mototaxista también recibió un balazo en el brazo izquierdo.

Alberto Montes, por la gravedad de su salud, fue trasladado de emergencia al Hospital Regional Hermilio Valdizán; mientras que el mototaxista fue trasladado, minutos después, tras la llegada de los paramédicos del Samu.

Hasta el lugar llegaron los serenos y policías de la Comisaría PNP de Amarilis, quienes cercaron la zona para no contaminar la escena del crimen.

Asimismo, llegaron los policías del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) Huánuco y un representante del Misterio Público, quienes realizaron el levantamiento del cadáver, luego trasladaron a la morgue para practicarle la necropsia de ley.

De igual forma, policías de Criminalística recogieron varios casquillos de proyectil de armas de fuego, a fin de ubicar a los responsables del sangriento ataque.   

Las cámaras de videovigilancia habrían registrado que los sanguinarios sujetos le dispararon sin piedad hasta acabar con la vida de la mujer. “Los asesinos llegaron en un trimóvil azul, descendieron y dispararon a matar. La mujer aún estaba viva, levantó la cabeza y los criminales la remataron”, manifestó un investigador.

Los asesinos se llevaron la cartera de la víctima conteniendo objetos de valor, entre ellos habría estado su teléfono celular, aparentemente para fingir un supuesto asalto y robo; sin embargo, por la modalidad del crimen se trataría de un ajuste de cuentas.

Hasta el momento la Policía maneja dos hipótesis. La primera que la mujer habría tenido un altercado en la discoteca “Sunset”, de donde los criminales los habría seguido acabado con su vida.

Y la segunda hipótesis. El padre de la víctima no descarta que detrás del crimen esté la expareja de la joven, debido a que lo había denunciado y ganado un juicio por pensión de alimentos. Incluso habría sido recluido en el penal por no cumplir con las obligaciones alimentarias, para sus dos hijas menores.

El hecho ya es investigado por policías del Departamento de Investigación Criminal para esclarecer los hechos y ubicar a los criminales, que acabaron con la vida de la madre de familia, quien deja en orfandad a dos menores de 12 y 9 años, quienes lloraban por la muerte de su madre en la dependencia policial.