CUENTOS QUE NO SON UN CUENTO

Por: Jacobo Ramirez

Las redes sociales son medios que te ponen en contacto con todo tipo de personas; a algunas se las bloquea inmediatamente al descubrir, por lo que escriben o publican, que sus cerebros están más vacíos que el de uno mismo; en cambio, hay otras a quienes uno quisiera conocerlas y conversar largo y tendido. Una de esas personas es Pedro Calderón Jorge, de quien solo sé que se llama así, y que tiene un libro titulado Cuentos arcanos de Kichki. Él, sin temor a que le pueda piratear, tuvo a bien dármelo para leerlo. En la portada del libro se puede ver, según la aclaración de la última página del libro, una huanca y sus dos pallas, piedras hermosas que adornan una parte del pueblo de Huancapallac, y que dicho sea de paso dan origen al nombre.

Cuando abrí aquella parte del libro que es la que figura al inicio, pero que, lamentablemente, es también lo último que se lee, o sea el prólogo, escrito por el profesor Félix Ponce e Ingunza, me di cuenta de que lo que iban a repasar mis ojos cansados alegraría mi cerebro. Los dibujos realizados por Óscar Reyes permitieron imaginar más lo plasmado en dicho libro.

Se trata de quince leyendas que fueron adaptadas a cuentos por Pedro Calderón, quien, según la lectura del texto, puedo deducir que fue profesor en el distrito de Kichki y que su estadía en ese lugar le permitió escuchar esas historias y, para que no se perdieran con el tiempo, las recreó con un estilo propio.

El Jirka es personaje recurrente en sus cuentos, y los poderes de este ser mitológico andino se muestran en una historia cómo un individuo puede transportar de un lugar a otro a cualquier persona, o hacer desaparecer o aparecer animales en forma sorprendente y maravillosa; hechos que podemos leerlos en las historias tituladas «Caballo fantasmal» y «El venado del jirka». La turmanya  o arcoíris en sus diferentes colores aparece en varias historias. La de dos colores o enjalmado, que es la más peligrosa porque toma el aspecto humano y abusa de hombres o mujeres, es la que se presenta en la historia «Los hijos del arcoíris», en donde Teodoro, un joven alegre, queda embarazo por el turmanya blanco y negro, y, después de ser tratado por un curandero, da a luz a un ser horrible que desaparece en un puquial. Saber que el arcoíris es capaz de preñar varones me hizo pensar que nunca más debo ir a hacer mi siesta a Atahuayún, el puquio cerca a mi casa, y de donde siempre sale el arcoíris.  

Algunas veces había escuchado decir a mi tío que había peleado con ánimas y que incluso con el mismo diablo, esas historias Pedro las cuenta con lujos de detalles en sus cuentos «Peleas de ánimas», «Músicos del infierno» y «Satagatos». El «Amá enamorado» es una historia que por primera vez leí; se trata del alma de un habitante preinca que se enamora de doña Catalina, una mujer que al inicio de la historia aparece fiel a su esposo, y que a sus 28 añitos ya tenía media docena de hijos, pero que por la ausencia de su esposo el Amá se aprovecha de ella y la posee haciéndole perder el interés por el marido.

El libro también está compuesto por oraciones y frases escritas en quechua y que el autor, atinadamente, las traduce al español en el pie de página para así no estar perdidos en la comprensión de la historia.

Adentrarnos en las 229 páginas de dicho texto es recorrer senderos temerarios, es recordar las viejas historias contadas por los abuelos, abuelas, padres o ancianos de los pueblos, es pensar en satanás, es querer ir, cada 24 de junio, Día del campesino, a buscar huacas para convertirnos en millonarios de la noche a la mañana o hacer pactos con el demonio. Trato que, creo, Pedro Calderón Jorge ha hecho para que el tío Shata le dé cualidades para manchar hojas en blanco y recrear nuestro cerebro con historias bien contadas.

Si alguna vez lo conozco personalmente, me gustaría tomarme una botella de aguardiente con él; yo pongo la coca. Y, mientras chacchamos, me cuente historias ancestrales a su estilo.

 

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Bloqueador de anuncios detectado!!!

Hemos detectado que está utilizando extensiones para bloquear anuncios. Por favor, ayúdenos deshabilitando este bloqueador de anuncios.