Consejero regional expone negligencia en proyectos de desarrollo para Pachitea

Carreteras Inconclusas: Los Tramos Pendientes que Mantienen Aislada a Pachitea

El consejero regional por la provincia de Pachitea, Eliel Escobal Ayala, se pronunció sobre la falta de atención en Panao, señalando que la responsabilidad recae tanto en el gobierno regional como en el alcalde local. 

«Creo que los directos responsables son dos, uno puede ser también de parte del gobierno regional de turno y también el mismo alcalde», afirmó Escobal Ayala. El consejero indicó que si bien el alcalde ha cuestionado la falta de inversión pública del gobierno regional, «él también es el directo responsable ya que recién este año se acercó al gobierno regional, cosa que la gestión ha empezado el año pasado».

Respecto a los proyectos prioritarios para la provincia, Escobal Ayala mencionó un proyecto de siembra y cosecha de agua que se encuentra en la gerencia de recursos naturales y gestión ambiental. «Esperemos también que este año se asigne el presupuesto, de eso siempre esperamos, para los cuatro distritos, un presupuesto de 18 millones», señaló.

En cuanto a infraestructura vial, el consejero regional destacó varios tramos pendientes, incluyendo la carretera Matías Punta-Guarau-Tambo de Baca, para la cual «el gobernador regional se ha comprometido en asignar la maquinaria». También mencionó el tramo Millpo-Puente Chorropampa, cuya licitación se cayó en abril y se espera relicitar «a más tardar en los meses de agosto o septiembre».

Ante la pregunta sobre si el alcalde de Panao debería exigir más obras al gobierno regional, Escobal Ayala respondió: «Al margen de que él también exige, nosotros también como consejeros regionales, también estamos exigiendo siempre, nosotros no nos descuidamos de nuestra provincia».

Dato:

Finalmente, respecto a las críticas de la congresista Elizabeth Madina sobre la falta de trabajo del Consejo Regional, el consejero comentó: «Está en su derecho de opinar, como cualquier autoridad puede opinar, pero lamentablemente podemos decir que también faltó decir ahí, con algunas excepciones, no todos estamos en el mismo costal».