Chuquibamba denuncia contaminación del río Marañón

Las autoridades del centro poblado Chuquibamba, distrito de Punchao, provincia de Huamalíes, a orillas del río Marañón, denuncian la grave contaminación que es objeto esta importante cuenca acuífera, por parte de mineros informales que, en apenas 7 km de su recorrido, han instalado alrededor de 300 dragas. Los propietarios de las dragas realizan sus operaciones mineras sin control ni autorización alguna y ante el intento del accionar de las autoridades del centro poblado advierten y amenazan con represalias.
El documento de denuncia pública, suscrita por las autoridades comunales del centro poblado, fue dirigido al diario Ahora, para hacer conocer la delicada situación en que se encuentra el río Marañón, donde se utilizan productos químicos para separar el oro de la arena, que termina contaminando con sus desechos toda la cuenca. La consecuencia directa del accionar de las dragas, que se instalan durante varios meses y desarrollan actividades por más de 12 horas, es que desvían el cauce natural del río, además de destruir el ecosistema, la flora y fauna del medio que lo rodea.
Ante los continuos llamados que efectúan las autoridades para que los mineros corrijan su accionar, estos les responden que “pagan sus cupos ante las autoridades correspondientes, y, que por ello, no hay ninguna supervisión ni operativo contra ellos.
Por ello, la población exige a la Gerencia de Recursos Naturales y del Ambiente del Gobierno Regional, la Dirección Regional de Energía y Minas, la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental, la Autoridad Local del Agua del Alto Marañón y otras entidades, a fin de que asuman su responsabilidad para proteger al río Marañón, una de las cuencas hidrográficas más importantes del país.