Cambios de último minuto ponen en duda la llegada de Paolo Guerrero a Trujillo

La incertidumbre rodea la incorporación de Paolo Guerrero a la Universidad César Vallejo, a pesar de que el delantero de 40 años ya había firmado su contrato desde Brasil. Previsto inicialmente para llegar a Trujillo el lunes 12, cambios recientes han puesto en duda su arribo al equipo ‘poeta’, según informó el periodista Franco Lostaunau en ESPN.

Inicialmente, se comunicó que Guerrero no se uniría a Vallejo, lo que disparó las especulaciones y el debate en redes sociales, especialmente después de que se difundiera el contrato firmado entre el jugador y el club. Lostaunau luego explicó en ‘X’ que, tras hablar directamente con Guerrero, este le confesó que, aunque está interesado en unirse a Vallejo, circunstancias personales le dificultan la mudanza a Trujillo, y está buscando una solución amistosa para rescindir su contrato con el club.

Guerrero está abierto a la posibilidad de negociar con otros equipos una vez resuelva su situación contractual con Vallejo, mencionando a clubes como Colo Colo, Alianza Lima y LDU como posibles destinos. Esta situación ha generado gran expectativa sobre el futuro del icónico delantero peruano, que se resolverá en los próximos días.

Mientras tanto, desde César Vallejo, el deseo es retener a Guerrero, no solo por su aporte deportivo sino también por el impacto mediático que supone su llegada. Esta situación ha sido descrita por Lostaunau como una «novela» con múltiples capítulos pendientes, en la que ambos, jugador y club, buscan lo mejor dentro de este complicado escenario.