Bares clausurados reabren puertas en subida de Marabamba

El teniente gobernador de Marabamba, Mario Espinoza Palermo, a nombre de los pobladores de Marabamba y caseríos cercanos, denunció que varios bares, que fueron clausurados, han reabierto sus puertas para atender a jóvenes y personas de mal vivir. Producto de ello, se presentan problemas de violencia y asaltos a los vecinos que poco pueden hacer ante la acometida que sufren.
Mario Espinoza, un octogenario teniente gobernador que se mantiene en el cargo por la confianza que la población ha depositado en él, expresó que los bares que reabrieron sus puertas atienden con mujeres muy jóvenes y donde acuden jóvenes de mala apariencia, que cuando están en estado etílico, atacan a los transeúntes y vecinos.
Indicó que hace una semana atrás se produjo una balacera en uno de esos locales, aunque no se reportó ningún daño personal, los vecinos se encuentran temerosos con las consecuencias que podrían traer. La carretera a Marabamba es la única vía de acceso a varios caseríos y villorrios vecinos.
Bodegas que funcionan como bares
Asimismo, explicó que el problema se presenta porque la mayoría de esos locales tienen licencias municipales como bodegas, pero en la realidad, están funcionando con un ambiente adjunto donde expenden licores, incluso con mujeres, lo que lleva a la reflexión que podrían estar presentándose casos de trata de personas o de prostitución.
Pillco Marca debe actuar
La autoridad política señaló que no se nota el accionar de la Municipalidad de Pillco Marca, porque cuando viene el serenazgo municipal salen las chicas de esos bares y, en vez de poner orden, se ponen a conversar animosamente y después se retiran sin hacer nada, con lo cual el desorden continúa sin control ni restricción alguna. Por ello, pide al alcalde de Pillco Marca visitar la zona para que imponga el principio de autoridad.