Autoridades de Moscú ordenan vacunación obligatoria ante renuencia de rusos a vacunarse

Las autoridades de la capital rusa ordenaron la vacunación obligatoria de al menos el 60% de los trabajadores de los sectores de servicios ante la renuencia de la población a vacunarse y el dramático incremento de los contagios de coronavirus COVID-19.

“En vista de la compleja situación epidemiológica, la jefa de Sanidad de la ciudad de Moscú decretó hoy la vacunación obligatoria de los empleados de los sectores de servicios”, anunció en su blog el alcalde de la capital de Rusia, Serguéi Sobianin.

Las circunstancias obligan

Hasta el día de hoy las autoridades rusas habían insistido en que la vacunación era voluntaria, pero la reticencia de la población a vacunarse, sumada al brusco incremento de contagios en el país, les ha llevado a modificar el planteamiento inicial.

La decisión fue inmediatamente replicada por las autoridades de la provincia de Moscú, donde también se observa un incremento considerable de los contagios.

El decreto de las autoridades sanitarias moscovitas constata que los positivos por coronavirus se han disparado a partir del pasado día 6.

El organismo ruso encargado de la protección del consumidor, Rospotrebnadzor, ordenó organizar la inoculación de la primera dosis para antes del 15 de julio.

Vacunarse ya no es asunto personal

“En las últimas 24 horas murieron más de 70 personas. La mayoría de ellas no se hubiera siquiera enfermado si se hubiesen vacunado a tiempo”, lamentó hoy el alcalde de Moscú.

Afirmó que aunque la vacunación es un asunto personal, esta deja de serlo cuando los ciudadanos salen a la calle y se convierten “en coparticipantes del proceso epidémico”.

“Es más, cuando en condiciones de epidemia uno trabaja en un lugar que ofrece servicios a un gran número de personas (la vacunación) deja de ser un asunto personal”, subrayó.

Otras medidas, sin confinamientos

Tanto en la propia capital rusa como en la provincia de Moscú se han adoptados medidas sanitarias adicionales para frenar los contagios.

Este martes, durante una visita a un hospital, Sobianin advirtió de que en los últimos días se observa un “incremento explosivo” de los casos COVID-19.

Sin embargo, el alcalde moscovita ha descartado de plano la implantación de cuarentenas o confinamientos.

Lea También:

Más de dos millones de residentes en el Perú completaron su vacunación contra la COVID-19