ARQUEOLOGIA O MECATRONICA

Por: Dra. Denesy Palacios Jiménez
“La objetividad del hombre de ciencia debe prevalecer sobre la fuerza del instinto y aún sobre el ardor político, especialmente en la disciplina que cultivamos, cuya tarea fundamental es entender los sistemas socioculturales que se desarrollaron y desaparecieron en el pasado, y que, al mismo tiempo tiene la misión esencial de hacer conocer los fundamentos de nuestra identidad cultural, para peruanizar el Perú”. (Julio C Tello)
El Perú considerado como país arqueológico, por haber sido la cuna de la cultura andino amazónica; Huánuco, es una de las regiones con una diversidad y variedad de sitios arqueológicos que denota la secuencia de su proceso histórico cultural, Y conforme lo afirmaba Julio C. Tello, “Padre de la Arqueología Peruana”, el origen de la cultura andina está en la foresta amazónica, basándose en los elementos decorativos, de la cerámica temprana o más antigua encontrada en el Perú
Huánuco no solo nos presenta una de las cerámicas más antiguas (Waira Jirca) sino que arquitectónicamente presenta la fase KOTOSH MITO, asociada a los montículos que reciben el nombre de Kotosh, y que la expedición japonesa en los trabajos que realizara en la década del 60 ubicara más de cincuenta. Con el transcurrir del tiempo y las diversas excavaciones realizadas en Piruro, la Galgada, Huaricoto, Caral, por varios investigadores nos informan que este diseño arquitectónico de doble plataforma y fogón central es conocido como KOTOSH MITO y está presente como tradición arquitectónica. Las últimas excavaciones realizadas por la misión japonesa en el año 2016 en Kotosh, nos indican que aún existen más estructuras, y es por eso que en su informe que dieron en el ex paraninfo invocaron para que las autoridades universitarias implementen la carrera de Arqueología creada, sin embargo vemos que todo queda en promesas y no hay viabilidad política para implementarla, pues bastaría ponerla en el concurso de Admisión; sin embargo cuanto interés para crear e implementar la carrera de Mecatronica, cuenta acaso con un proyecto, con un estudio de demanda laboral? etc, etc. claro que NO. Pero tenemos tan mala suerte con nuestras autoridades y entes de gobierno universitarios que no están pensando en servir a Huánuco sino en servirse.
No se encuentra viabilidad política para implementar la Escuela profesional de Arqueología, cuyos orígenes se remontan al origen de la Facultad de Sociales (LETRAS); el ex rector Cuadros la creó con resolución como Facultad en el año 2013, en vista que las autoridades de aquel entonces de la FCS (Prof. Aguilar) se resistían a implementarla a pesar que Mediante Resolución N° 004-DFL-85, del 25 de Marzo de 1985, el Decano de la Facultad de Letras Dr. Guillermo Príncipe Cotillo y la arqueóloga Denesy Palacios Jiménez, Secretaria de Facultad, firman dicha resolución que en su parte Resolutiva acuerdan “APROBAR, desde un punto de vista general, la posibilidad de ofrecer en la Facultad de Letras, las siguientes especialidades: Filosofía, Psicología, Sociología, Antropología, ARQUEOLOGÍA, Historia, Lingüística, Literatura, Geografía, Trabajo Social y Comunicación Social (periodismo), las mismas que se irán implementando, progresivamente, de acuerdo a las necesidades de desarrollo de la Facultad” y así mismo, consideran “IMPLEMENTAR, a partir del presente año académico y previó estudio correspondiente, sólo las especialidades de: Psicología, Sociología, Geografía, ARQUEOLOGÍA, y Comunicación Social…”
El ex rector Cuadros incluso destino el área donde debía funcionar esta Escuela profesional de Arqueología, conforme está indicado en el proyecto de creación de dicha Facultad, son los terrenos aledaños a KOTOSH. Sin embargo el ex rector Congresista y las actuales autoridades prefirieron hacer un CENTRO DE RECREACION apresuradamente y ¿cuánto costó?, para alquilarlo a cualquier empresa como restaurant u otro, ese era el apuro de construir esta obra que lejos de favorecer al Patrimonio Cultural Arqueológico es un atentado contra ello; perdiéndose la objetividad del conocimiento científico, del mundo académico y la gran demanda que tiene Huánuco de arqueólogos, para que velen por su Patrimonio Arqueológico. Se crean carreras y hasta se acreditan las que no tienen demanda, como puede verse en los exámenes de admisión, al parecer se ha perdido la óptica de lo académico para dar lugar a lo rentable para los grupos de gobierno de turno.
Empieza a destaparse la gran corrupción enquistada en las diversas instituciones y gobiernos, y ahora vemos la voracidad de lucrarse de quienes ostentan el poder político para enriquecerse, hasta cuando permitiremos esto: ¿la Oficina de control Interno ya habrá tomado cartas en el asunto?
¿Qué nos está fallando señores? ¿Por qué dejamos que reine la desidia?, que nuestros monumentos se vayan deteriorando, o van siendo invisibilizados por construcciones modernas próximas a ellas, o por seguir abandonados y expuestas a la furia de la naturaleza y de la mano del hombre. Ya es tiempo que la sociedad huanuqueña haga suya estas propuestas, para fortalecer nuestra identidad y combatir la pobreza de nuestras poblaciones más vulnerables.
A manera de reflexión, debemos sentirnos orgullosos de ser los herederos de una gran cultura como es la andino-amazónica y de una raza guerrera, trabajadora y sobretodo honesta, que detestaba el ocio, la mentira y el robo. Por eso no había corrupción.
(*) Profesora Principal Fac. CC.SS UNHEVAL. Decano encargado de la Fac Ciencias Sociales, [email protected]