ANIVERSARIO DE LA UNIVERSIDAD PERUANA

Por: Denesy Palacios Jimenez

“Si comprendiéramos la función social que tienen las universidades para el desarrollo regional y del país, no habría universidades intervenidas, ni quejas ante el poder judicial, sino que los miembros de cada universidad, que prioritariamente conforman la sociedad académica productora de conocimientos, haríamos lo que tenemos que hacer: investigar para enseñar y enseñar lo que investigamos”.
La Universidad Peruana, es la más antigua de América, por eso pasó a ser la Universidad Mayor de todo el Virreinato del Perú, que comprendía de Panamá al Cabo de Hornos, hecho que implica, para los tiempos modernos, que su jurisdicción educativa se extendía, no solo a lo que es el actual territorio del Perú, sino a lo que hoy comprende toda la Comunidad Andina. (Virgilio Roel)
La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura –UNESCO-, en los últimos años, propone los perfiles de la sociedad del conocimiento, teniendo como principal instrumento, para su materialización, los sistemas educativos de cada país. Así, se define que la sociedad del conocimiento descansa sobre cuatro grandes soportes: 1) Saber pensar (recto juicio, filosofía); 2) Saber hacer (ciencia y tecnología); 3) Saber ver y escuchar (acto de comunicación en relación al otro; y acto de comunicación estética); 4) Saber actuar (ética).
En la UNHEVAL, Una de las preocupaciones es el “Nuevo Estatuto” presentado por el grupo “mayoritario” de la Asamblea Universitaria, no ha revisado para nada las sugerencias que les hicimos llegar la Facultad de Ciencias Sociales, quienes lejos de respetar los órganos y unidades existentes, y asumir lo recomendado por la Nueva Ley Universitaria 30220, para la elección de nuevas autoridades; lo único que les ha preocupado son las elecciones, porque las autoridades deben continuar beneficiándose y beneficiando al grupo de docentes y esposas que ha ingresado en los últimos años, convirtiendo a la universidad en lucha de panacas por el poder. Si se da una nueva ley, su espíritu es renovar cuadros porque hay problemas de gobernabilidad y de representación democrática. Las plazas docentes están congeladas tenemos que esperar que fallezca uno de nosotros para que puedan ingresar cuadros jóvenes de docentes; la comunidad valdizana no quiere que se cometan más arbitrariedades, pues los principales, doctores y más antiguos somos ninguneados, para dar paso a la incondicionalidad o a los advenedizos, docentes recientemente ascendidos y graduados, entre gallos y medianoche, no importando para nada las especialidades o la capacidad, de pronto lo más importante es ganar votos, y para eso hay que perjudicar la calidad.
Cuanta parodia, vemos en quienes se rasgan las vestiduras para tratar de decir que defienden la institucionalidad, cuando es el grupo mayoritario el que ha puesto a la universidad en la situación en que estamos, y ahora claman por la democracia, que ridículo, se creen muy vivos, muy políticos, muy estrategas; la universidad peruana en sus orígenes, conforme lo recordamos un 12 de mayo de 1551, fue para preparar los cuadros “criollos” que gobernarían el país, y de eso han transcurrido cerca de quinientos años. Hoy esta gente perdió la óptica, creen que la universidad es beneficencia, es generadora de trabajo para los familiares y allegados de quienes gobiernan, y han olvidado el cuádruple papel que cumple la universidad en su misión: formar profesionales, realizar investigación científica y tecnológica, elaborar y ejecutar proyectos de desarrollo en favor de la comunidad, y, preservar, investigar y difundir la cultura.
El atropello más grande se comete contra la Facultad de Ciencias Sociales, con este Estatuto que no quieren retirar del Poder Judicial este “Grupo”, quitándole el departamento de Humanidades y Ciencias sociales para otorgarle a Educación. Este hecho muestra la tremenda arbitrariedad y desconocimiento de cómo funcionan las áreas del conocimiento científico; cosa semejante pasa con la Escuela de Arqueología. Esta Escuela profesional fue creada desde el año 1984 con la Facultad de Letras, y el ex rector Cuadros volvió a crearla como Facultad.
Para nadie es desconocido la situación en que se encuentra la Universidad Peruana, de pronto las Empresas educativas privadas aparecen por doquier, y la educación se ha convertido en una mercancía, por favor es tiempo que digamos basta, basta a todo esto que viene sucediendo, con quienes es tan más preocupados por captar los mayores dividendos, y nos olvidamos de la calidad educativa.
Prueba de ello es el poco compromiso en la producción intelectual y publicaciones, de pronto todos los rectores están más preocupados es hacer infraestructuras, a tal punto que la planificación urbana de la ciudad universitaria no se respeta, nos vamos a quedar sin parques ni jardines, porque cada autoridad quiere construir un pabellón para su Facultad, la demanda social poco importa, así como la investigación y las publicaciones. Y el mismo proceso de enseñanza aprendizaje, no les importa prueba de ello es que los cursos de postgrado, segunda especialidad, diplomados, etc. han recaído en personas que no son de la especialidad y como consecuencia hay una pobreza enorme en el conocimiento.
Creemos que en este nuevo aniversario se nos presenta un desafío, porque somos pocos pero seguimos firmes en la defensa de nuestra universidad, porque nos debemos a los miles de padres de familia que cada año confían y ponen en nuestras manos el futuro de sus hijos y porque esta universidad es producto del clamor popular, de quienes querían una institución que los guie hacia el camino del desarrollo, porque Huánuco con todas las riquezas que tiene, no debe estar en la situación de postración en que se encuentra, y no permitiremos que el grupo de siempre distorsione este anhelo del pueblo, solo para beneficio de ellos de sus esposas o de grupos.
Saludamos a quienes con su sentido de identidad defienden al alma mater de la universidad huanuqueña, y se unen a conformar el gran Frente de Defensa de la UNHEVAL, porque es patrimonio de Huánuco, y porque tenemos compromisos reales para la gran transformación de nuestra región y del país. En la Facultad de Sociales, estamos abocados en elevar el nivel académico de nuestra plana docente; vamos a facilitarles para que sigan estudios de maestrías y doctorados en su especialidad, y por otro lado no vamos a permitir un atropello más, estamos unidos por el desarrollo institucional y por la calidad educativa.
Un abrazo fraterno a la comunidad valdizana en este aniversario más de la universidad peruana
Gracias y Buenos días
(*) Profesora Principal FACCCSS UNHEVAL, Decano encargada de la Facultad de Ciencias Sociales