500 galones de petróleo contaminan agua potable

Decenas de miles de pobladores de los distritos de Huánuco, Amarilis y Pillco Marca sufren los efectos del corte del servicio de agua potable como consecuencia de la emergencia producida con el vertimiento de cientos de galones de petróleo en el río Tingo, uno de los pequeños afluentes del río Higueras, única fuente de captación de agua que se potabiliza para Huánuco y localidades aledañas, informó la Plataforma Regional de Defensa Civil, que se reunió el sábado y el domingo al conocerse la situación de crisis.

Al respecto, el fiscal César Gonzales Ramos, titular de la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA), aclaró que en el curso de las investigaciones se ha establecido que son 500 galones de petróleo que se encontraban en el cisterna del vehículo accidentado, y no 25 o 38 galones, como inicialmente declaró ante la Policía Nacional el chofer, y llamó la atención a las autoridades y funcionarios a tener en cuenta las cifras reales de la contaminación y las medidas que se debe tomar.

El fiscal informó que el cisterna que ocasionó el derrame del combustible, es de propiedad del grifo Raulito, proveedor de la empresa que ejecuta el asfaltado y mejoramiento de la carretera Huánuco-La Unión-Huallanca, y que el viernes 07 de febrero se encontraba distribuyendo combustible a los diferentes lugares donde se encontraban trabajando las máquinas, por cuanto la empresa no tiene un almacén central de combustibles. 

Dejó entrever que esta situación podría ser calificada como un atentado ambiental y contra la salud pública. 

No informaron

El titular de la FEMA expresó su preocupación fiscal por cuanto nadie reportó de la gravedad del caso a SEDA Huánuco, tanto los representantes del Consorcio China Railway 20, que ejecuta la obra, el consorcio Louis Berger-HOB, que supervisa el trabajo, ni otras entidades del Estado que hicieron la notificación.

Luego de expresar su posición se retiró para continuar las diligencias, recomendando que se planteen soluciones para beneficiar a la población.

Demagogia e inoportunidad 

en atención de la emergencia

En las reuniones de la Plataforma Regional de Defensa Civil, se expresaron diversos puntos de vista respecto a las causales y consecuencias del hecho suscitado y que deberán ser esclarecidas. 

Un alto oficial de la Policía Nacional que participó con el alto mando de la Macrorregión Policial, planteó que se debería priorizar alternativas de atención de emergencia debido a que la población no tiene agua potable para su consumo y para servicios básicos.

A partir de ahí hubo acuerdos y consensos para la distribución de agua mediante cisternas, proveniente de los pozos tubulares y otras fuentes, para lo cual se estableció un cronograma que permitió a partir del mediodía de ayer dotar de agua a la población.

Por un lado, con las pocas cisternas que habían: cinco del Consorcio China Railway 20 y uno de la Municipalidad de Huánuco, se hizo la distribución. Por el lado del distrito de Amarilis, el municipio distrital y el Gobierno Regional coordinaron la dotación de cisternas para entregar agua a ese distrito.

Ausencias 

En las dos reuniones de la Plataforma Regional de Defensa Civil se constató que varios titulares de entidades no se hicieron presentes, entre ellos, de la Dirección Regional de Salud, OEFA, municipalidades de Amarilis y Pillco Marca, entre otros.

Privados insensibles

Lamentablemente, la ocasión fue propicia para conocer que ninguna empresa privada (aparte del consorcio chino), que tiene cisternas, ofreciera sus vehículos para atender la emergencia.